Para publicación inmediata, Diciembre 8, 2020

Contacto:

Yvette Arellano, Fenceline Watch, (281) 919-5762, fencelinewatch@gmail.com
Brett Nadrich, Break Free from Plastics, (929) 269-4480, brett@breakfreefromplastic.org
Stephanie Prufer, Center for Biological Diversity, (919) 536-9994, sprufer@biologicaldiversity.org

550 grupos piden a Biden que resuelva la crisis de la contaminación del plástico con ocho acciones ejecutivas

El Plan de Acción Presidencial sobre Plásticos insta al Presidente entrante a detener la producción de plásticos, regular la industria petroquímica y reducir la contaminación por plásticos

WASHINGTON- Una coalición de más de 550 organizaciones comunitarias y de conservación publicó hoy su Plan de Acción Presidencial sobre Plásticos, instando al presidente electo Joe Biden a tomar ocho medidas ejecutivas clave para resolver la crisis de la contaminación por plásticos.

Estas incluyen una moratoria en las nuevas instalaciones de producción de plásticos, el uso del poder adquisitivo federal para frenar los plásticos de un solo uso, el endurecimiento de la regulación de la industria petroquímica, el fin de los subsidios a los combustibles fósiles y la protección de las comunidades de justicia ambiental de la contaminación.

El plan responde a la agresiva expansión de las instalaciones de la industria plástica que utiliza el exceso de oferta de gas fraccionado del país para fabricar plástico desechable que llena nuestros océanos, vertederos y paisajes. Los proyectos petroquímicos-plásticos perjudican a las comunidades de primera línea con la contaminación tóxica del aire y el agua y empeoran la crisis climática.

"El presidente electo Biden puede comenzar a resolver la crisis de contaminación de plástico en sus primeros días en el cargo sin ninguna ayuda del Congreso", dijo Julie Teel Simmonds, abogada principal del Centro para la Diversidad Biológica. "La implementación de este plan histórico protegería a las comunidades vulnerables de primera línea y a la vida marina, a la vez que abordaría un factor clave del cambio climático". Es hora de frenar los insidiosos planes de la industria de los combustibles fósiles para seguir frenando el plástico y contaminando las comunidades pobres aquí y en todo el mundo".

El Plan de Acción Presidencial sobre Plásticos incluye medidas detalladas que Biden puede tomar como parte de ocho acciones prioritarias:

  1. Usar el poder adquisitivo del gobierno federal para eliminar los artículos de plástico de un solo uso y sustituirlos por productos reutilizables;
  2. Suspender y denegar los permisos para las instalaciones de producción de plástico nuevas o ampliadas, los proyectos de infraestructura asociados y las exportaciones;
  3. Hacer pagar a los contaminadores corporativos y rechazar las soluciones falsas;
  4. Avanzar la justicia ambiental en los corredores petroquímicos;
  5. Actualizar las regulaciones federales existentes usando la mejor ciencia y tecnología disponible para reducir la contaminación de las instalaciones de plástico;
  6. Dejar de subvencionar a los productores de plásticos;
  7. Unirse a los esfuerzos internacionales para abordar la crisis mundial de contaminación de los plásticos mediante acuerdos multilaterales nuevos y reforzados;
  8. Reducir y mitigar los efectos de los aparejos de pesca abandonados, desechados y perdidos.

"No hay nada de sentido común en el aumento de las tasas de cáncer, la esterilidad o los problemas de desarrollo en las comunidades pobres de color sólo por el plástico. Yo apoyo el Plan Presidencial de Acción sobre el Plástico porque el plástico no vale el sacrificio", dijo Yvette Arellano de Fenceline Watch. "Mi estado de Texas lidera el país en tasas de personas sin seguro, sin embargo es el hogar del mayor complejo petroquímico; más plástico sólo beneficiará a uno de ellos. En cambio, reinvirtamos en salud, trabajos saludables, educación y en terminar con una pandemia global".

El plan de hoy se basa en el impulso del movimiento Break Free From Plastic Pollution y el proyecto de ley del mismo nombre. El plan está respaldado por más de 550 grupos, desde organizaciones ambientales nacionales hasta pequeños grupos comunitarios que luchan contra la contaminación del plástico.

"Nuestras comunidades Latinas apoyan soluciones que protegen nuestro aire, agua, océano y nuestras comunidades que sufren impactos desproporcionados por la crisis climática,” dijo Mariana Del Valle Prieto Cervantes, Representante de aguas limpias y saludables para GreenLatinos . “A través de este Presidential Plastics Plan, el Presidente Biden tendrá la oportunidad de no solamente marcar el camino hacia una economía regenerativa pero también podrá proteger nuestras comunidades de la contaminación causada por la producción de plásticos.”

El plan disipa el mito promovido por la industria de que la mayoría de los plásticos pueden ser reciclados, citando las cifras federales de que sólo alrededor del 8% del plástico consumido en los Estados Unidos es reciclado. Se predice que la contaminación plástica que se acumula en los océanos superará, por peso, todos los peces del mar para el año 2050.

"Normalmente, Surfrider Foundation aborda este problema a través de limpiezas de playas y de forma proactiva con el poder de las propuestas legislativas, pero hay un potencial no aprovechado en el poder ejecutivo", dijo Angela Howe, directora legal de Surfrider Foundation. "Estamos recurriendo a este poder hoy para resolver la crisis de la contaminación plástica. Nuestro océano está muriendo por muchas causas, y necesitamos un enfoque poderoso y multifacético para abordarla".

El plan pide a Biden que nombre un zar de la contaminación del plástico para coordinar los esfuerzos de reducción de plástico a través de las agencias federales e internacionales. También le pide que dirija la Agencia de Protección Ambiental (en inglés, EPA) para desarrollar nuevas formas de medir y reducir la contaminación de los plásticos y para actualizar y hacer cumplir mejor sus regulaciones de décadas de antigüedad para las plantas petroquímicas que fabrican plástico - algo que muchos grupos detrás de este plan también exigieron a la EPA en un par de peticiones legales el año pasado.

"Reunirse con la comunidad internacional significa no sólo volver a París, sino unirse a la lucha mundial contra los plásticos como un socio, no como una obstrucción", dijo Carroll Muffett, presidente del Centro para el Derecho Ambiental Internacional. "El presidente electo Biden debería comprometer a los Estados Unidos a apoyar activamente un nuevo tratado global sobre la contaminación de los plásticos; utilizar el poder comercial de los Estados Unidos para apoyar el desarrollo real, no a los contaminadores de los plásticos; y moverse rápidamente para revertir los subsidios y las políticas de exportación de los Estados Unidos que están acelerando la crisis de los plásticos a nivel mundial".

El plan de hoy está respaldado por la actriz y activista Rosario Dawson, el senador estadounidense Jeff Merkley (D-Ore.) y activistas de primera línea como Sharon Lavigne, quien lidera la lucha contra el plan de Formosa de construir una de las plantas de plástico más grande del mundo en St. James Parish, Louisiana.

"Los plásticos y los combustibles fósiles con los que se crean están contribuyendo a una catástrofe global. Las más de 250.000 empresas responsables que representamos están dispuestas a trabajar con la administración Biden para reducir nuestra dependencia del plástico", dijo David Levine, presidente y cofundador del American Sustainable Business Council. "Juntos podemos revisar la forma en que diseñamos, fabricamos y distribuimos nuestros productos, haciendo la transición de los plásticos de un solo uso a una economía circular y sostenible que cree nuevas oportunidades de negocio y más empleos".

Los activistas de todo el país también grabaron segmentos para un nuevo video instando a Biden a adoptar el plan y convertirse en el primer #PlasticFreePresident. También proyectaron mensajes haciendo un llamado sobre la contaminación por plástico en edificios significativos en San Francisco, New Orleans y otras ciudades. El vídeo y las imágenes están disponibles para los medios de comunicación.

"Todos en Estados Unidos--sin importar el color de su piel, dónde vive o el nivel económico de su comunidad, debería ser capaz de tomar un respiro o tomar un vaso de agua sin ingerir químicos peligrosos y plásticos microscópicos", dijo el Senador Jeff Merkley. "Nadie quiere ir a la playa y ver montañas de desechos plásticos de un solo uso. Y la producción de plástico es un gran impulsor de la contaminación que acelera la crisis climática que ya se ha tomado vidas y medios de subsistencia en todos los rincones de nuestro país. Los Estados Unidos fue lo suficientemente creativo como para inventar un millón de usos para el plástico, y ahora tenemos que usar esa creatividad para reparar el daño y diseñar mejores alternativas. La salud y el futuro de nuestros hijos dependen de que Estados Unidos aborde este urgente problema".

Los socios convocantes del plan son Azulita Project, Beyond Plastics, Break Free From Plastic, the Center for Biological Diversity, Center for Coalfield Justice, Center for International Environmental Law, Center for Oceanic Awareness, Research and Education, Clean Air Council, Earthworks, Food and Water Watch, Global Alliance for Incinerator Alternatives, Greenpeace, Last Beach Clean Up, Louisiana Bucket Brigade, Ohio Valley Environmental Coalition, Plastic Pollution Coalition, Surfrider Foundation, Texas Environmental Justice Advocacy Services y Wishtoyo Foundation.

Para obtener una lista completa de las organizaciones de apoyo, haga clic aquí.

El Centro para la Diversidad Biológica es una organización nacional sin fines de lucro con más de 1,5 millones de miembros y activistas en línea dedicados a la protección de especies amenazadas y lugares salvajes.

Programs: